Make your own free website on Tripod.com
 
LA MOTIVACIÓN
 
   
 

Un hecho admirable en los hombres indudablemente es, el proponerse ante cualquier circunstancia desagradable; a estas circunstancias las denominamos adversidades o PROBLEMAS, cabe indicar que existen maneras que pudieran dejar a un lado las adversidades y buscar un estado emocional normal del individuo.

En nuestra vida de Escuela lo principal es tener el don de la automatización por razones conocidas y sencillas de imaginar. Si recordamos podemos afirmar que sobreponemos de un revés de la vida civil era fácil mas aún si nuestros problemas eran de jovenes, también aseveraríamos que al deprimirnos contabamos con un sinnúmero de personas y al no hallar solución concurríamos a la última pero más eficaz ayuda, nuestros padres.

Pero ahora es el momento de mantener activo nuestro estado anímico, pero ahora y siempre pese a tener vicisitudes como: portalón cerrado, terminar relaciones sentimentales, teques, en fin.

 

 

Está ahí el éxito en asimilar y salir airoso de nuestros problemas que no son más que una parte de nuestro vivir, la pregunta es ¿como?.

Hago reminiscencia y observo a mí alrededor estoy solo y obtengo mi propia conclusión: que para mantenerme en el claustro heroico debo sugestionar a cada problema, convencer a mi subconsciente que toda vicisitud tiene como objetivo hacerme indestructible, Ejemplo (a lo Naval).

- El teque mejora mi estado físico.
- Un mal examen, mejor cae ahora que al final, el próximo me ira mejor.
- San Viernes Mi fúsil necesita mantenimiento.
- Sin vacaciones, la próxima vez que me vaya a mi casa me recibirán mejor porque mayor es el tiempo que no me ven mis padres.

La idea es la de mirar el lado positivo de los problemas y saber que después de la tormenta viene la calma y que no hay mal que dure cien años. Talvez este artículo les ayude a seguir felices en nuestra Escuela.