Make your own free website on Tripod.com
 
Una buena razón para escribir...
 
   
 

Mientras brotan ideas se me cruzan por la cabeza encrucijadas palabras que buscan tener sentido, el papel sin duda no se resentirá conmigo y aceptará sin temor a acomodar las letras en su espacio vacío, es diferente a todos, siempre escucha.
Para ser feliz tan sólo hace falta tener un papel vacío y una pluma, podríamos llegar a decir mi pluma lo mató, como lo dijeron por ahí. Cuando escribimos y recordamos, morimos un poco, sentimos un todo, soñamos demasiado, podemos sentir que realmente los molinos de viento son grandes gigantes, y que la vida es un sueño colgando de las penduras del tiempo.

Mas la pluma ni la tinta matan el espíritu, ni la tragedia, ni la oposición pueden atravesar el corazón del alma de un escritor, porque las palabras en una hoja de papel pasan a la eternidad, porque las hojas de papel son la mejor compañía, aún para Einstein que casi no escribía letras sino números.

 

 

En las hojas de papel podemos crear el caballo de Troya escondidos con palabras dulces y graves sentimientos, podemos halagar la sabiduría hundiendo la ignorancia y hacer de pocas líneas un gran circo romano, sátiro, ofensivo, sin sentido como éste... la vida.

Podemos dar a la mujer el espacio más alto de la creación de Dios y podemos decir que este ser de espaldas finas y débiles y sensibles sólo fue hecha para ser amada y no comprendida. Pero un escritor sin mujer no es escritor, es ocmo una taza de café o un escrito sin letras, o un marino sin su mar o un infante sin sus botas.

Si te digo no sientas y sólo piensa, ...¿crees qué podrás llegar a escribir tu mejor libro...tu vida?

Eso nadie, ni tú mismo lo sabrás. Entonces lleguemos a donde quería hace cuarenta minutos: escribir es realmente dar vida a las cosas estáticas, simples y confusas de esté paeupérrimo mundo, tan pero tan callado.
¡Escribe!...es bueno, aprenderás a vivir un poco más...y a morir también.
.....................................TNFG-SU Flor F.